viernes, 23 de julio de 2010

LOST IN LOST



…15, 16, 23, y la bolilla extra el 42. Con esa frase tecleo el último numero en la computadora. Estando uno tan lejos, se extraña incluso a Rodríguez Tabeira en su más terrible faceta, vinculada a la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas. Hasta tengo nostalgia de la odiosa manera que tenia de decir “treinta y tres”, afirmando la pronunciación en las “r”. ¿Qué le hace pensar que eso es divertido para alguien?

Los minutos pasan y me aburro. Con los dedos, golpeteo la mesa de forma arrítmica, esperando que pase el tiempo. Mi relevo ya tendría que haber llegado, y como siempre, viene tarde. Estoy furioso. No es que tenga algo mejor que hacer, pero ya estoy harto de estar acá encerrado. Para peor la computadora no se puede tocar. Parece que si metes mal un dedo, se descuajeringa el mundo. La verdad, creo que es puro cuento. Yo ya estuve toqueteando y no pude hacer nada. Estoy seguro de que Sawyer esta colgando en Internet películas pirateadas. Lo hace desde esta maquina, pero todavía no pude descubrir como hace, y por supuesto, tampoco me lo dice.

“You all everybody” se escucha. Ahí viene el drogon cantando la misma pavada de siempre. – ¿Qué hace’, Driveshaft?, –le digo–. Soy su mayor fan, ¡tengo todos sus MP3! Por supuesto, el drogon no entendió el chiste. Se desplomó en la silla, y así como cayó, se quedó dormido.

Salgo re caliente de la escotilla. ¿A quien se le ocurre dejar los destinos del mundo en manos del drogon éste? Esta es otra de las ideas del pelotilla de Jack. ¿Cómo fue que terminamos eligiéndolo de líder? Voy a ir a hablar con el. No soporto más.

Tampoco soporto más la comezón en la frente. En esta isla de porquería esta lleno de bichos, y vaya a saber cual me picó en la frente. “Quedate tranqui que no es nada”, me dijo el doctor pelotilla. Locke me recomendó que me unte diarrea de no se que pajaro, y hoja molida de palmera, pero ni mamado. Hace una semana que tengo esta roncha, que cada vez esta más grande. ¡Ya parezco Gorvachov! Esto no puede seguir así. Jack me va a escuchar.

Sobre todo, lo que no puede seguir así, es el hecho de que me voy a morir. Tanto tiempo en la escotilla, rascándome a dos manos (y no precisamente la frente), te hace pensar. Y yo no soy ningún boludo. Ya me di cuenta como son las cosas. Acá, si no sos protagonista, la quedas. ¿Pero como hago?


 Voy atravesando la selva, pensando en como solucionar este problema… Para personajes raros esta Desmond, que es tan… Desmond. Por ahí no esta la cosa.
De “outsider” ya esta Locke, que se te va con un cuchillo y te trae la leña para el fuego.
Podría inventar un pasado tormentoso. Pero eso esta salado. ¿Con que le gano a la manga de pirados con los que me vine a trancar en esta isla? ¡Si parece que soy el único que nunca tuvo que matar a alguien!

Continúo mi marcha. Mis brazos están rasguñados por las ramas de esta jungla, y debajo de mis brazos… mejor ni preguntar. Hace rato se nos acabo el desodorante, y con este clima tropical, no importa cuanto te bañes que al rato ya apestas de nuevo.
Llego a un claro en la selva, y de repente, el molesto y constante sonido de los mosquitos (que pican de día y de noche), se ve cortado por un largo y constante grito.
A unos cinco metros delante de mí, salta de entre la maleza Hurley, quien continúa el incesante griterío. “¡I see dead people!”, le grito, pero el hace caso omiso y continua corriendo hasta perderse en la jungla. Evidentemente el papel de loco del grupo ya fue tomado, así que debo seguir buscando la manera de destacar.

Sigo caminando, y en un momento de distracción piso una piedra puntiaguda que clavo en mi pie derecho. Por el dolor caigo en el piso, y una vez más maldigo esta isla. La huesuda me esta buscando, de eso no hay duda. Si no empiezo a tener más participación, o me agarra la nube negra, o me secuestran “los otros”, o me come un oso polar, quien sabe. Por suerte, en el piso junto al lugar donde caí, hay una rama lo suficientemente fuerte para que pueda apoyar mi peso y usarla como bastón.

Me pongo de pie y continúo rengueando, pensando como tener un papel más importante en la isla. No quiero fama, quiero vivir.

Tal vez… tal vez debería “seducir” a alguna de las chicas. Claire es linda, pero no se me da eso de andarle cuidando el botija. Sun, tiene su atractivo, pero no voy a andar con alguien que tiene nombre de calentador de agua. Aparte esta el marido, Jin, y se ve que sabe meter los guantes. Me queda Kate, pero ella le tira onda a todo el mundo, y no le da bola a nadie.

Llego hasta el manantial de donde sacamos agua. No puedo más de sed. Justamente allí esta Kate, de espaldas a mi, y completamente desnuda. Quedo maravillado ante tal espectáculo. Ensimismado en la contemplación, el tiempo se detiene. Sin notar mi presencia, ella se introduce en el agua del manantial con un suave movimiento. Se esta bañando. ¡Se esta bañando en el lugar de donde sacamos el agua, la muy hija de…! –Mirá Kate, –le digo– sale el sol cada vez que veo tu sonrisa, pero que te laves las partes en el agua que después vamos a tomar, me da como un poquito de asquete. Se cubrió con la toalla, me dijo que era un guarango, y se fue. También se fue la oportunidad de subir escalones en el ranking del protagonismo.


Llego a la playa. A lo lejos veo a Jack, quien esta cómodamente tomando sol en la arena. Avanzo como puedo, con mi pie derecho completamente adolorido.
–Che Jack, tenemos que hablar –le digo. En cualquier momento me voy a morir, hay que hacer algo.
–No puedo con tantas presiones –me respondió, mientras tomaba un “roll on” de su necessaire y comienza a untar crema bajo sus ojos. Esto de ser el personaje principal me estresa, no me molestes.
Me llene de ira. Apreté fuertemente mis puños, y me di cuenta que todavía tenia en mi mano derecha la rama que usé de bastón. La idea vino a mi cabeza y no lo dude un instante. “Game Over”, Jack.


Allí quedé, erguido sobre mi victima. Orgulloso. El antihéroe había triunfado sobre el personaje principal. Y me regocijo en mi mayor momento de protagonismo. Ya me salvé. Si me viera Tinelli, me hacia jurado de “Bailando por un sueño”.


El_Hincha


2 comentarios:

Solo Hablamos de cine dijo...

Buen blog. NOs hemos hecho seguidores. Esperamos te des una vuelta por nuestro blog y también nos sigas.
Un saludo

888punk dijo...

esta bueno tu blog felicitaciones es muy original me encanto visita el mio cuando tengas un tiempo www.muertebienvenida.blogspot.com blog de cuentos cortos saludos desde colombia